Inicio Retórica
Retórica

La academia de Atenas"Entendamos por retórica la facultad de conocer en cada caso aquello que puede persuadir. Éste no es el objeto de ningún arte; pues cada uno de los demás enseña y persuade respecto de sus propias materias como la medicina que trata de lo que sirve para sanar y de lo que daña a la salud...Pero la retórica, por así decirlo, parece que puede conocer, respecto de un asunto propuesto, aquello que es apto para persuadir”.

Aristóteles: Retórica



Fundamentos de la retórica PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 
Lengua - Retórica

Publicado por Arturo Zárate Ruiz en Espéculo nº 40

La retórica nos permite persuadir y persuadirnos, de manera razonable, sobre los mejores bienes elegibles. Con todo, a través de los siglos no pocos pensadores no sólo la han condenado sino incluso relegado al más completo escepticismo.

No por ello la retórica deja de ser un arte valiosísimo. A continuación explico cómo descansa en sólidos fundamentos. Para ello reviso por qué se le ha despreciado y negado. También doy respuesta a las impugnaciones, principalmente a aquellas que ponen en duda el que sea posible discurrir de manera razonable y objetiva sobre los bienes. Demuestro además que para razonar sobre éstos no nos bastan las ciencias sino requerimos de argumentos especiales que suple la retórica.

Acceder al artículo

 
La función social y cognitiva del eufemismo y del disfemismo PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Lengua - Retórica

Publicado por Pedro J. Chamizo Domínguez en Proyecto Ensayo Hispánico

 Desde la publicación de la obra clásica de G. Lakoff y M. Johnson,  Metaphors We Live By, se asume comúnmente en la lingüística (cognitiva) que la mayoría de las metáforas forman parte íntegra de redes conceptuales y que nuestro pensamiento y nuestro obrar están estructurados por tales metáforas. Esto es, que “vivimos de” metáforas. Sin embargo esta tesis aún no se ha aplicado sistemáticamente al estudio de los eufemismos y de los disfemismos. De ahí que el primer objetivo de este trabajo sea el de mostrar cómo muchos eufemismos también se estructuran y se integran en redes conceptuales y que también “vivimos de” eufemismos y disfemismos. Pero, además, eufemismos y disfemismos llevan a cabo una serie de funciones sociales y cognitivas que las propias metáforas no llevan a cabo. Por ello, el segundo objetivo de este trabajo será el de mostrar cómo llevan a cabo estas funciones los eufemismos y disfemismos

Acceder al artículo

 
Los géneros retóricos: desde sus orígenes hasta la actualidad PDF Imprimir E-mail
Lengua - Retórica

Publicado por Mª del Carmen Ruiz Cervera en Proyecto Ensayo Hispánico

Les voy a hablar, como indica el título, de los géneros retóricos desde sus orígenes hasta la actualidad. Ante un contenido tan amplio, sólo me detendré en algunos puntos que considero esenciales, y el recorrido histórico del comportamiento de los géneros, lo realizaré a pinceladas que permitan entender su evolución, pero sin profundizar.

Para poder entender adecuadamente el origen y la formación de los géneros retóricos, es imprescindible empezar explicando qué significa exactamente el término retórica, en qué consiste, dónde y por qué se inició.

Acceder al artículo

 
La metáfora (semántica y pragmática) PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
Lengua - Retórica

Publicado por Pedro J. Chamizo Domínguez en Proyecto ensayo hispánico

 La metáfora como fenómeno lingüístico y cognitivo es un tema que ha llamado la atención a filósofos, lingüistas, teóricos de la literatura y de la retórica, psicólogos, etc. desde Aristóteles hasta nuestros días, pasando por la filosofía medieval, el racionalismo, el empirismo o el romanticismo. A este fenómeno se le ha prestado especial atención por parte de los filósofos y lingüistas del siglo XX y desde las posturas teóricas más dispares. Así, a la metáfora se le ha prestado atención lo mismo desde las corrientes filosóficas de inspiración analítica (M. Black, 1981; J. Searle, 1986; H. P. Grice, 1989; o D. Davidson, 1984) que de corrientes raciovitalistas (J. Ortega y Gasset, 1924), hermenéuticas (P. Ricoeur, 1975) o cognitivistas (G. Lakoff y M. Johnson, 1980). Este trabajo pretende ser una revisión de los resultados más relevantes en el estudio de la metáfora en el siglo XX, aunque sin obviar alguna que otra referencia a teorías anteriores. De acuerdo con este objetivo, el trabajo se estructura en cinco capítulos.

Índice

    Introducción

    Capítulo I. De lo literal a lo translaticio

    1.1. ¿Qué es una metáfora?
    1.2. Algunas opiniones históricas.
    1.3. Lo literal y lo metafórico.
    1.4. El marco y el foco de la metáfora.
    1.5. Término superordenado e hipónimos.
    1.6. Las funciones sociales de algunos tropos.

    Capítulo II. Pragmática de la metáfora

    2.1. De la semántica a la pragmática.
    2.2. La metáfora como burla o violación del significado literal.
    2.3. Una sola proferencia y muchas posibles interpretaciones.

    Capítulo III. Metáfora viva y metáfora muerta

    3.1. Metáfora e intimidad.
    3.2. Los tres estadios en la vida de una metáfora.
    3.2.1. Metáfora novedosa.
    3.2.2. Metáfora semilexicalizada.
    3.2.3. Metáfora muerta.

    Capítulo IV. Metáfora y verdad

    4.1. Verdad literal y verdad metafórica.
    4.2. Metáfora y verdad adecuación/correspondencia.
    4.3. Metáfora y verdad coherencia.
    4.4. Metáfora y verdad descubrimiento/desvelamiento.

    Capítulo V. La metáfora y las diversas lenguas

    5.1. Metáforas universales y metáforas particulares.
    5.2. De la metáfora universal a la metáfora particular.
    5.3. Metáforas y falsos amigos.
    5.4. Modismos y refranes.

    Conclusiones

    Bibliografía

Acceder a la obra

 
Actualización retórica de la lengua: el Registro PDF Imprimir E-mail
Lengua - Retórica

Publicado por Lázaro Carrillo en Tonos Digital nº 9

El discurso se procesa y el texto se produce en la acción e interacción de una determinada situación comunicativa. Donde las intenciones o propósitos comunicativos de los participantes, sus actitudes, su carga ideológica, sus modelos mentales, etc. traen a esta situación una dimensión retórica. En esta dimensión retórica, el ciclo texto-contexto se desarrolla en un determinado registro, que se acomoda comunicativamente a la situación dentro de la complejidad y variabilidad del uso de la lengua. De modo que en la práctica del discurso, aunque hablemos genéricamente, o hagamos un uso genérico de la lengua, siempre lo haremos dentro del marco del registro: donde se actualiza la lengua y se actualiza el contexto de cultura (el género). Aquí, el género cumple una función retórico-argumentativa al estar posicionado socialmente en el discurso. Y el registro de desarrolla como un marco retórico-gramatical de naturaleza argumentativa.

Acceder al artículo

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 Próximo > Fin >>

Página 1 de 3